Desde casa: Cris B

Cris B mochilas ecológicas

Me gustaría compartir algo que pueda ayudar a quien lea esto. Yo lo he ido aprendiendo y ahora cobra sentido. Para mí lo que se va a quedar es el aprendizaje de que nada es seguro. Aprender que podemos cambiar, sin dramatizar.

Ella es Cristina Bosque, la creadora de Cris B, una marca de bolsos y mochilas veganas y ecológicas de Zaragoza. Su tejido preferido es el algodón orgánico con certificado GOTS. Cada estampado es único, diseñado por ella misma, y se realiza con serigrafía artesanal y tintas ecológicas en un taller de su ciudad. La producción, muy a pequeña escala, se realiza en un taller de inserción laboral.

¿Cómo está siendo tu día a día desde el confinamiento?

Yo estoy acostumbrada a trabajar desde casa. Tengo bastante planificado mi día a día. Si quiero avanzar y poner en marcha cada proyecto que quiero hacer con Cris B necesito ese orden. Realmente salgo poco y estoy muy organizada en casa. Me sé todos los trucos. Aunque pesa ver cómo sale el sol sin poderlo disfrutar.

He cambiado mi guión porque hay que adaptarse a este tiempo. Yo iba a sacar varios modelos nuevos. Y ahora estoy preparando otras novedades que me apetecían más en este momento. Es lo bueno de tener tu propia marca y producir en ediciones limitadas, con lo que mi stock no me ahoga.

En estos días me he dado el permiso de ser más flexible con los horarios. Me levanto algo más tarde. Si un día me apetece descansar más, lo hago. O, si un día prefiero hacer fotos en vez de preparar material, lo cambio. Puedo hacerlo y me cuido así.

He introducido más deporte, como todos, creo. Antes iba al gimnasio tres días por semana y ahora hago todos los días. Es cuestión de necesidad de movimiento.

 

bolso de algodón orgánico
Bolso de algodón orgánico teñido de forma ecológica

 

¿Qué has aprendido? ¿Qué le dirías a tu yo de hace 10 años?

Para mí el aprendizaje es una confirmación de que esta sociedad no puede seguir como hasta ahora. No se puede deslocalizar la producción de nada. No podemos dejar todo en manos de las multinacionales. Tiene que prevalecer lo local, pero incluso por egoísmo, porque mejora nuestro entorno. Se ha demostrado que muchos problemas han venido por tener un único mercado proveedor.

Y me confirma también que Cris B va por el buen camino. Que hay que usar proveedores locales. Que no son necesarias las colecciones temporales ni almacenar stocks.

Y a mi yo de hace 10 años no le díria nada. Ya le hablé hace mucho tiempo. Ya dejé mi trabajo de publicidad porque no me hacía feliz. Ya salí de la rueda del consumismo.

Aunque, evidentemente, mi yo nunca imaginó esta situación de película apocalíptica de sobremesa de domingo.

Pero para mi yo futuro, le diría que todo puede cambiar en un segundo, y no pasa nada.

¿Qué está siendo lo más duro y qué está siendo lo mejor del confinamiento?

Lo más duro es eliminar el contacto humano. Familia, amigos. Simplemente pensar que no te puedes acercar, o dar un gran abrazo porque sabes que esa persona lo necesita. Pero eso se convierte en bueno porque sabes que no estás solo, que necesitas ese abrazo o ese calor.

Ver que hay gente que se va a quedar muy mal en el tema laboral. Ya había muchas distancias sociales. Pero estas crisis siempre empeoran lo que ya estaba mal.

No poder pasear por el sol, por el campo, la montaña. De hecho creo que antes de ir a los bares, lo primero que haré será irme unos días con mi tienda de campaña al Pirineo.

Ver que cuando pase esto, en general, no creo que vaya a cambiar nada.

Puede que entre personas sea distinto, pero me da pena ver que seguramente todo volverá a ser igual.

Lo mejor, para mí. Conocerme y saber qué quiero a partir de ahora. Para mí ha sido como una luz que me ha dado paz y fuerza interior. Quizás haya ayudado que he incorporado “oficialmente” mi rutina de meditación y yoga. Descubrir a mis vecinos de patio y de ventanas. Hay vida tras el cristal. Echar de menos a los amigos. Te das cuenta de que los necesitas, y te das cuentas de a quién necesitas más.

 

mochila algodón orgánico
Mochila vegana de algodón orgánico

 

¿Qué cambios en la sociedad te gustaría que ocurrieran cuando se termine este virus?

Ya lo he comentado antes. No creo que cambie nada. Me conformaría con que hubiera más empatía. Me gustaría que la gente se siga acordando de esto que estamos viviendo y por qué ha sucedido. Me encantaría que la sociedad comprendiera su parte de culpa. Las prisas, el consumismo acelerado, la sociedad del tener, antes que el ser, la explotación del planeta. Ahora, es el mejor momento para ver que necesitamos muy pocas cosas.

Tristemente por todo lo que me llega, todo esto será difícil. Las personas siguen echando la culpa al otro. Se sigue comprando compulsivamente.

Cualquier cosa que te gustaría compartir:

Me gustaría compartir algo que pueda ayudar a quien lea esto. Yo lo he ido aprendiendo y ahora cobra sentido. Para mí lo que se va a quedar es el aprendizaje de que nada es seguro. Aprender que podemos cambiar, sin dramatizar. El hoy es nuestro futuro, por eso debemos ser capaces de agradecer y apreciar cada cosa que hacemos, que vemos. Hay planes de futuro, por supuesto, pero no son inamovibles. Nosotros y nosotras cambiamos como personas en el tiempo. Y nuestros planes también pueden hacerlo, incluso deben hacerlo para estar a gusto con ellos.

Descubre la historia y los bolsos y complementos ecológicos de Cris B

 

Dejar una Respuesta


CAPTCHA Image

Suscríbete a la newsletter