Algodón orgánico vs. algodón convencional: ¿En qué se diferencian?

algodon organico vs. algodon convencional. Flor de algodón

Sabemos que el algodón orgánico es más sostenible y ecológico, pero, ¿conocemos realmente las diferencias entre un algodón orgánico y un algodón convencional? ¿o cómo reconocer un verdadero algodón orgánico?

Existen muchas dudas sobre este tema, pero estamos aquí para contarte qué es el algodón orgánico, cómo se produce y por qué es tan importante para hacer el mundo de la moda más ecológico y sostenible

CONTENIDOS

  1. Todo comienza en el suelo
  2. ¿Qué es el algodón orgánico?
  3. El impacto del cultivo del algodón convencional
  4. Beneficios del algodón orgánico para las personas y para el planeta
  5. El mapa del algodón orgánico
  6. ¿El algodón orgánico y el algodón ecológico son lo mismo?
  7. ¿Cómo saber si es realmente algodón orgánico?
  8. Dónde comprar prendas de algodón orgánico
  9. Conclusión: mejor orgánico
  10. Tabla comparativa entre el algodón orgánico y el algodón convencional

Todo comienza en el suelo

Muchas de las prendas que vestimos nacen en el suelo. Un ecosistema al que pocas veces prestamos atención, pero que resulta fundamental para que exista la vida tal y como la conocemos. El suelo es el hogar de una cuarta parte de la biodiversidad, regula los ciclos de la naturaleza y es nuestra principal fuente de materias primas. Sin el suelo, no tendríamos alimentos, madera ni materiales para fabricar nuestras prendas, entre otras tantas cosas.

A pesar de su importancia, los suelos de gran parte del mundo han sido degradados y explotados por encima de su capacidad. Uno de los cultivos que más contribuye al deterioro del suelo es el del algodón convencional, que hace un uso muy intensivo de las tierras, necesita grandes cantidades de agua y deja tras de sí un largo reguero de pesticidas y fertilizantes.

Una solución para reducir el impacto medioambiental de las prendas es apostar por el algodón orgánico, una fibra que se produce de forma más respetuosa con la naturaleza.

¿Qué es el algodón orgánico?

El algodón orgánico es aquel que se cultiva con métodos sostenibles, limpios y que permiten a la tierra regenerarse de forma natural. De este modo, el suelo se mantiene sano y capaz de seguir sosteniendo cultivos a largo plazo.

Para evitar un impacto medioambiental negativo, los sistemas de producción orgánica usan técnicas como la rotación de cultivos y el compostaje. Además, evitan el uso de pesticidas, fertilizantes tóxicos y semillas modificadas genéticamente. Así, garantizan que el suelo se mantenga vivo, retenga el agua que necesita y pueda combinarse con otros cultivos. En otras palabras, producen algodón al ritmo que marca la tierra.

El proceso de producción del algodón orgánico no termina con su cultivo. Una vez recolectado, las fibras se procesan con métodos naturales, sin productos tóxicos ni contaminantes y reduciendo el uso de agua al mínimo.

 

Cómo se produce el algodón orgánico
Este es un campo de cultivo de Organic Cotton Colours, en Brasil.

El impacto del cultivo del algodón convencional

A diferencia de los cultivos de algodón orgánico, los de algodón convencional hacen un uso muy intensivo del terreno y pueden llegar a degradarlo. Esto deja a los agricultores, en muchas ocasiones, sin la capacidad de plantar otros bienes, como alimentos.

Tal y como señalan desde Carro de Combate, el cultivo del algodón es uno de los que más productos químicos utiliza. A pesar de que solo supone el 2,4% del área cultivable del mundo, absorbe el 25% de los insecticidas y el 10% del total de los pesticidas que se usan a nivel global.

Este cultivo es, además, un gran consumidor de agua. Una de las consecuencias más visibles está en el mar de Aral, que durante años sirvió para regar la industria de la moda de Uzbekistán y hoy cuenta solo con un 10% de su masa original.

Beneficios del algodón orgánico para las personas y para el planeta

A la hora de escoger una prenda de ropa elaborada con algodón orgánico, estamos escogiendo una fibra que es sostenible, limpia y beneficiosa a largo plazo para las personas y para el planeta. Según la Soil Association, estos son algunos de los beneficios del algodón orgánico:

  • Protege los suelos. Al mantenerse sanos, los suelos capturan carbono de la atmósfera y ayudan a prevenir el cambio climático. Además, la ausencia de productos tóxicos y contaminantes preserva la biodiversidad.
  • Usa menos agua. De acuerdo con Textile Exchange, el cultivo orgánico ahorra casi 2.000 litros de agua por cada tonelada de algodón, en relación con el convencional. Además, crea suelos saludables, que actúan como una esponja, absorbiendo agua durante las inundaciones y reteniéndola en épocas de sequía. Como no usa pesticidas tóxicos o fertilizantes sintéticos, no contamina las fuentes de agua locales..
  • Ayuda a los agricultores a alimentar a sus familias. Métodos como la rotación de cultivos permiten a los agricultores tener varias fuentes de ingresos y no depender únicamente del algodón. En muchos casos, la producción de algodón orgánico está ligada a proyectos sostenibles socialmente, lo que garantiza condiciones de vida dignas.

EL MAPA DEL ALGODÓN ORGÁNICO

Una de las principales premisas de la moda sostenible es saber dónde se producen las prendas y sus materiales. Por ello, muchas marcas que trabajan con algodón orgánico indican cómo y dónde se produce el material.

De acuerdo con el informe ‘Organic Cotton Market Report 2020’, de Textil Exchange, en las cosechas de 2018 y 2019 se produjeron 239 000 toneladas de algodón orgánico certificado en todo el mundo. A pesar de que estas cifras aumentaron un 31% respecto a la temporada anterior, están lejos de acercarse a las del cultivo habitual: en el mismo periodo, se recolectaron más de 25 millones de toneladas de algodón convencional.

Más de 222 000 productores trabajaron para plantar y recolectar algodón orgánico en un total de 418 000 hectáreas. El 97% de las fibras se cultivaron en tan solo siete países: la India (de cuyos campos salió más de la mitad del total mundial), China, Kirguistán, Turquía, Tayikistán, Tanzania y Estados Unidos.

¿Son lo mismo el algodón orgánico y el algodón ecológico?

Son lo mismo, aunque en el sector textil se usa más el término algodón orgánico. Se utilizan para identificar un algodón que ha sido producido con métodos respetuosos con el medioambiente.

Ambos términos están ligados, además, a estándares reconocidos. Aunque a veces los vemos en mensajes publicitarios, no se deben usar sin que un certificado emitido por un tercero los respalde. Muchas veces, las palabras orgánico y ecológico están ligadas a técnicas de greenwashing.

¿Cómo saber si realmente es algodón orgánico?

A simple vista, es imposible determinar el método de producción del material de una prenda. Una de las opciones más sencillas para saber si una prenda es de algodón orgánico es consultar su etiqueta, ya que muchas marcas que apuestan por este material cuentan con certificaciones. Estas son algunas de las más importantes:

  • GOTS: se trata de un estándar para fibras orgánicas. Para que un producto textil lleve el sello GOTS debe tener, como mínimo, un 70% de fibras orgánicas certificadas. Si además lleva la etiqueta “orgánico”, este porcentaje sube hasta el 95%. Se trata de un referente mundial y de un estándar muy interesante, porque cubre todo el proceso de producción de las prendas.  A la hora de seleccionar las prendas que forman parte de su catálogo, The Goood Shop presta especial atención al certificado GOTS.
  • Better Cotton Initiative: el sello BCI garantiza que la marca colabora con esta iniciativa, que busca hacer más sostenible el cultivo de algodón. Su objetivo es proteger el medioambiente y ofrecer un trabajo decente a las comunidades algodoneras. Parte de su trabajo se centra en lograr la igualdad de género, algo muy importante teniendo en cuenta que, de acuerdo con Carro de Combate, el 75% de las personas que trabajan en el sector de la industria textil en todo el mundo son mujeres.
  • OCS 100: el estándar de contenido orgánico OCS 100 garantiza que la prenda tiene entre un 95% y un 100% de materiales orgánicos certificados. A la hora de consultar este certificado es importante no confundirlo con categorías más básicas, como el OCS, que respalda aquellas prendas con un mínimo de un 5% de contenido orgánico.
camiseta 100% algodón orgánico cuello cisne
El algodón orgánico es más respetuoso también con nuestra piel

Otra de las certificaciones ligadas a la producción responsable es OEKO-TEX. La OEKO-TEX Association lleva 30 años trabajando para hacer la industria textil y del cuero más transparente. Cuenta con diferentes estándares, señalizados con sellos que pueden encontrarse en las etiquetas de los productos.

El más básico es el STANDARD 100, que garantiza que los textiles no cuentan con sustancias nocivas. Le sigue el MADE IN GREEN, que además de lo anterior, señala que fueron fabricados en condiciones de trabajo sostenibles. Otras de sus certificaciones son STeP y DETOX TO ZERO. Sin embargo, esto no garantiza que las prendas sean de algodón orgánico.

Otra certificación muy conocida es Better Cotton Initiative. El sello BCI garantiza únicamente que la marca colabora con esta iniciativa, que busca hacer más sostenible el cultivo de algodón. Su objetivo es proteger el medioambiente y ofrecer un trabajo decente a las comunidades algodoneras, pero no garantiza, por ejemplo, que se eviten productos pesticidas o plaguicidas en sus cultivos.

Simplemente, el sello se compromete a mejorar las prácticas actuales y a recomendar opciones más sostenibles. Tampoco se puede considerar, por lo tanto, que sea un estándar ligado al algodón orgánico.

Dónde comprar prendas de algodón orgánico

Existen muchas opciones para comprar prendas de algodón orgánico fabricadas en España. En ocasiones, es posible también conocer la historia que tienen detrás. Estas son algunas de las marcas de moda sostenible que trabajan con algodón orgánico que puedes encontrar en The Goood Shop:

  • calcetines 100% algodón organico y de comercio justo GOTS
    Calcetines 100% algodón orgánico.

CALZEFRATELLI. Los de Calzefratelli son calcetines 100% de algodón, fabricados en un local de Barcelona de forma ética y sostenible. Contienen algodón egipcio, un material de fibra larga que se encuentra entre los más cotizados del mundo por su resistencia, suavidad y delicadeza.

vestido 100% algodón orgánico hecho en barcelona mostaza

PIGA. Los tejidos de PIGA son orgánicos y naturales. Muchas de las prendas están elaboradas con algodón orgánico con certificado GOTS.

sudadera algodón orgánico yoga

LESER. Una marca de prendas de yoga elaboradas, en gran parte, con tejidos de algodón orgánico con certificado GOTS.

camiseta 100% algodón orgánico activista NO WHERE con tiburón
NWHR es un ejemplo de trazabilidad en uso de materiales

NWHR. Las prendas de NWHR están realizadas con algodón orgánico con certificado GOTS. A excepción del cultivo de este algodón, el resto del proceso de creación de las prendas se realiza muy cerca de su oficina, en A Coruña.

Conclusión: mejor orgánico

A día de hoy, el cultivo de algodón orgánico representa un porcentaje pequeño de la producción mundial de algodón. Sin embargo, las cifras están aumentando de forma significativa: entre 2017 y 2018, por ejemplo, la producción aumentó un 31%, y se calcula que lo ha seguido haciendo.

Y esto sucede, entre otras cosas, porque cada vez más personas pedimos algodón orgánico, que es mejor para el planeta, mejor para las personas trabajadoras implicadas en su producción y mejor para las personas que lo vestimos.

¿No te acabamos de convencer? Te resumimos las diferencias entre el algodón convencional y el algodón orgánico en esta tabla:

 

Las diferencias entre el algodón convvencional y el orgánico

ALGODÓN CONVENCIONAL

ALGODÓN ORGÁNICO

lSu uso intensivo y en forma de monocultivos empobrece los suelos, dejando muchas veces a los agricultores sin oportunidades para cultivar nada más. Permite que los suelos se regeneren de forma natural mediante técnicas como la rotación de cultivos. Esto permite a los agricultores usar las tierras para producir otros bienes, como alimentos
En sus cultivos se usan pesticidas tóxicos que contaminan las tierras y las fuentes de agua locales. Muchas veces, la contaminación llega a los ríos o al mar. Los certificados de algodón orgánico garantizan que en su cultivo no se usan productos tóxicos ni semillas transgénicas.
Es un gran consumidor de agua, no solo en la fase del cultivo, sino también en la de preparación y teñido de fibras. Los métodos productivos reducen al máximo el uso de aguas azules.
Hace un uso  intensivo de energía para producir y aplicar los productos químicos que intervienen en el cultivo y producción de tejidos. Algunos estudios señalan que el cultivo de algodón orgánico reduce hasta un 46% las emisiones de gases de CO2 en relación a los cultivos convencionales.

La foto la cabecera es de Vie Studio en Pexels

3 Respuestas a “Algodón orgánico vs. algodón convencional: ¿En qué se diferencian?”

Dejar una Respuesta a Moda sostenible: la guía definitiva para entenderla y disfrutarla – The Goood Shop

Haz clic aquí para cancelar la respuesta.

Apúntate a la newsletter

Descubre buenas historias y disfruta de un 10% de descuento.